Siempre y en todo momento hemos tenido la certeza de que los hijos tienen que tener como base la figura materna, no obstante, los padres son igual de importantes para el crecimiento integral de los pequeños, así lo aseguro el pensador y poeta alemán Friedrich Nietzsche en una de sus frases, dejando en claro que los padres son tan necesarios en el desarrollo de los hijos como lo son las madres también, debido a que el afecto o desprecio de estos repercute en el estado mental de este, e inclusive en su manera de pensar.

En la mayoría de los casos el hombre tiene la responsabilidad de ayudar a su pareja, y por ello debe mostrarse fuerte y sin ningún tipo de debilidades, es por ello que muchas veces terminan con un gran estrés acumulado, lo que da como consecuencia un gran daño cuando se relacionan con sus hijos.

Es por este motivo que te mostramos una serie de consejos para ayudar a los padres:

Reserva un espacio para ti. Evita colocar la vida de los demás por delante de la tuya. Es recomendable que tomes tiempo para ti mismo, realiza actividades que te diviertan, descansa y tomate tu tiempo para relajarte y despejar la mente, es recomendable tener unos días de relajación para animarse.

-Expresa lo que sientes. No te olvides que siempre y en todo momento eres libre de expresar todo lo que sientes, tanto tus emociones como temores y preocupaciones. Recuerda que tienes una pareja y es tu apoyo emocional, puedes contarle todos tus problemas.

-Reconoce los signos de estrés. Al tener una vida de rutina quiere decir que todo esta planeado cada paso que das esta previsto, este tipo de vida hace que no nos demos cuenta muchas veces de cuando estamos estresados, por ello debemos estar siempre atentos a cualquier síntoma de ansiedad o desesperación y suprimirlo lo antes posible.

 

Comments

comments