Existen diferentes casos de vandalismos muy inusuales, como destrozos o alteración del orden publico, pero el acto que realizo esta persona se sale de cualquier perfil normal, porque no todos los días te encuentras con una persona capaz de comerse un asiento de un autobús durante un día normal y delante de todos los pasajeros los cuales quedaron sin palabras.

Todo el caso ocurrió un 25 de mayo, y fue capturado por una cámara de vigilancia del vehículo, el chico esta sentado normalmente en su asiento cuando de repente al pasar los 20 minutos empieza a masticar el asiento de en frente acompañalo con una botella de agua logra devorar la mitad del asiento, mientras los pasajeros solo se quedan viendo sin saber que hacer.

Al terminar de comer su asiento, el sujeto sale huyendo del lugar, según las autoridades los daños causados tienen un costo de 300 dolares, no es una gran cantidad de dinero, pero el caso resulta bastante extraño, hasta los momentos el hombre no ha podido ser localizado, las autoridades aun no saben que clase de castigo aplicar a este tipo de delito si es que se puede llamar un delito el comerse un asiento.

Sin lugar a dudas este hombre se encontraba muy hambriento como para comerse ese asiento del autobús, estarías dispuesto a comerte un asiento para no morir de hambre ?

Fuente: planetacurioso

Comments

comments