La increíble historia de una mujer que perdió a su esposo. Tras la muerte de este, Justine MacCabe engordó 45 kilos debido a la depresión, pero un día decidió cambiar su vida y empezó principalmente por su cuerpo. Justine registró todo su progreso por Instagram mientras iba al gimnasio, dejó de pesar 141 kilos a solo 70 kilos. Una gran hazaña, en un mes logró bajar 13 kilos, y pasado dos años logró perder en total 70 kilos.

Ella misma relata, que antes de perder peso, tenia miedo de las estriás, las cuales quedarían en su cuerpo, tenia muchos temores, pero al perder el miedo, logró llegar a conseguir su sueño mas atrevido, amarse a ella misma.

En estas fotos se puede apreciar su gran cambio

Fuente: rinconabstracto

Comments

comments