El alcohol, aunque muchas personas no quieran admitirlo, se trata de una droga como cualquier otra, la cual ingresa al tubo digestivo, luego pasa a la sangre, y es trasladada a los diferentes sitios del cuerpo en donde realiza sus efectos, principalmente al cerebro. Al pasar cierto tiempo se metaboliza en el hígado y pierde su efecto.

Los medicamentos pasan por el mismo proceso que el alcohol, llegan a al sangre y de allí a los lugares en donde realizan sus efectos.

El problema viene dado, cuando se ingieren tanto alcohol como un medicamento al mismo tiempo, y estos son metabolizados por las mismas enzimas, ya que de esta manera es mas difícil metabolizar ambas sustancias, lo que trae como consecuencia que sus efectos sean mucho mayores.

Existen otras formas de interacción

 

Algunas bebidas alcohólicas, como la cerveza o el vino, contienen una sustancia llamada tiramina, que al ser mezclada con medicamentos, puede generar náuseas, vómitos o enrojecimiento facial.

Existen algunos medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso generando sueño y relajación, como es el caso de las benzodiacepinas, al combinarlas con el alcohol, la persona puede disminuir gravemente su capacidad de respuesta, generando accidentes de trafico.

¿Que hacer si estoy en una fiesta pero estoy tomando un medicamento?

 

Esta es una respuesta sencilla, lo mas lógico seria no tomar alcohol durante la fiesta, aunque suele ser bastante complicado, ya que muchas veces te ofrecen y es difícil decir que no. Existen medicamentos que no actúan significativamente con el alcohol como es el caso de los antibióticos convencionales.

Pero lo ideal es no arriesgarse, y no beber ese día.

Esperamos que esta información te halla sido de utilidad y no cometas el error de consumir alcohol mientras estas tomando algún medicamento, lo mejor es esperar y tomar la próxima vez.

Fuente: hospitalaleman

Comments

comments