El fotógrafo Anthony Kurtz viajó a Senegal en el año 2011 como un voluntario de la organización Walking Tree. Allá se dedico diez días a documentar la vida de las mujeres que se ganan la vida en los talleres de mecánica de la capital, Dakar. Todas las mujeres de su serie llamada “No Man´s Job” (No es trabajo de hombres) muestran en sus rostros un gran coraje. Kurtz se encontró con los propietarios de varios talleres, mujeres que tomaron un camino distinto y decidieron entrar en un mundo dominado principalmente por los hombres.

Kurt describe a sus protagonistas como mujeres resistentes, y que no se dan por vencidas fácilmente.

En las siguientes imágenes se puede ver como las mujeres entran en el mundo de la mecánica

Fuente: mundinteresante

Comments

comments