Muchas personas dicen que la belleza se encuentra en el interior, pero a pesar es lo que dicen las personas, la realidad, es que siempre que nos fijamos en otra persona, notamos principalmente su apariencia física, por esta razón para que las personas logren ver nuestras cualidades debemos saber como proyectarlas. Nadie se va a dar cuenta de nuestras cualidades si nosotros mismo no nos aceptamos, esto es algo que Sara Geurts sabe muy bien. Esta es su historia.

Sara Geurts es una modelo muy poco convencional, ya que desde hace años lucha para lograr revolucionar el concepto de belleza, y promover la aceptación de nuestro cuerpo, mejorando así nuestro autoestima.

Sara quiere cambiar la percepción de la belleza

Y es que Sara a pesar de su apariencia, solo tiene 26 años, era una niña totalmente normal, pero a la edad de 10 años le diagnosticaron Dermatosparaxis Ehlers-Danlos.

Esta enfermedad inhibe la capacidad del cuerpo humano para producir colágeno. El colágeno es el encargado de mantener la tersura y elasticidad de la piel, y sin el la piel envejece rápidamente.

Esta es una enfermedad que daña gravemente la autoestima de la persona que la padece, por esta razón Sara tuvo una gran lucha personal.

Se traslado a Los Ángeles con el objetivo de convertirse en modelo y cambiar la forma en que las personas perciben la belleza.

Fuente: lavozdelmuro

Comments

comments