El estadounidense Jason Kotas, de Denver, y su querida esposa Emily disfrutan juntos del nuevo integrante de su familia, el pequeño Sam, el cual nació hace unos meses. Pero a pesar de nacer hace unos meses, ya niño había sido creado 22 años atrás.

esperma congelado

En el año 1995, a Jason en su etapa de adolescencia le diagnosticaron cáncer de huesos, tenia un horrible tumor parecido a una pelota de béisbol detrás de su hombro izquierdo. Ya ingresado en el hospital de Colorado, los médicos le dijeron que tendrían que realizarle una operación para extraer el tumor, y que ademas tendría que someterse durante un año aproximadamente a varios sesiones de radio y quimioterapia.

bebé

Los médicos le dijeron que luego de la operación existía la posibilidad de que quedara estéril, por lo que los padres, viendo hacia el futuro, tomaron una decisión que cambiaría la vida de Jason. Decidieron congelar su esperma para cuando quisiera tener hijos en un futuro. En ese momento Jason no tenia plantes de tener hijos, pero sus padres pensaron que en un futuro cambiaría de idea.

La operación y el tratamiento fue un éxito y el joven se recuperó fácilmente sin ningún tipo de problemas, 15 años más tarde, ya de adulto, Jason conoció a Emily, la cual se convertiría en su esposa.

bebé

Pero tras la boda, la pareja intento tener un hijo, pero el método tradicional no funcionó, por lo que Jason recordó que sus padres habían congelado su esperma 22 años atrás.

El bebé logró nacer gracias al esperma congelado

bebé

Emily quedó embarazada por fertilización in-vitro, todo gracias a la increíble planificación de sus padres 22 años atrás.

Cuesta creer que el niño fuera concebido 22 años atrás. La inusual familia le ha dado la vuelta al mundo, y muestra las posibilidades de la fertilización in-vitro.

Fuente: nolocreo

Comments

comments