El artista estadounidense Tom Bob está suelto en las calles de Nueva York, y esperemos que nadie logre atraparlo. Utilizando artilugios que encuentra por la calle como polos o terminales eléctricos, Tom crea piezas coloridas y únicas que interactúan con su entorno. Es arte callejera.

Desde convertir una cloaca en una sartén hasta transformar contenedores de gas en langostas extravagantes, Tom está haciendo la ciudad un lugar mucho más feliz para todos sus habitantes.

Este estilo de arte es muy parecido al movimiento eyebombing del cual hablamos hace algún tiempo, es muy interesante ver como este estilo puede hacerlo casi cualquier persona, solo se necesita algo de imaginación.

Arte callejera

arte callejera

arte callejera

arte callejera

arte callejera

arte callejera

arte callejera

Fuente: boredpanda

Comments

comments